miércoles, diciembre 28, 2016

Ya sabemos cómo son las cosas


No me mires a los ojos de la gente, dan miedo, siempre mienten, que decía aquel. Descubrió las gafas de sol, los ojos a oscuras, tapados, protegidos de los rayos solares y, también, de las miradas ajenas. Seguro y feliz se sentía. Pero se dio cuenta de queera inútil, cuando pasaba alguien a su lado con gafas de sol, veía la dirección de la mirada del otro, y pensaba que de nada servía llevar ése tipo de gafas si a uno le veian las intenciones. Y dejó de llevarlas. Decidió mirar al sol directamente. Sus ojos secos ahora están, casi ciegos, inservibles pero ocultos a las pupilas ajenas. El sol. Siempre él.

martes, diciembre 13, 2016

Diario de un pesimista que no se ducha


Todas las desgracias y las desdichas están colocadas, una a una, en fila india. No alcanzamos a ver el principio ni el final, pues es un círculo vicioso repleto de obviedades, y uno no sabe cuando empezó su incomodidad con los azares de la vida.

Intentamos recordar causas, metáforas, razones herméticas de por qué tenemos, a menudo, un sabor amargo que nos inunda la boca y tapa los rayos del sol. Tanta energía en la insatisfacción, en el berrido, en el chantaje al que nos somete la incertidumbre de la existencia que olvidamos, y obviamos, una hecho esencial y capital: a nadie le importa una mierda nada. Y a los que sí, tal vez mientan.

jueves, diciembre 01, 2016

Relato de mierda sin inspiración


Sentimiento, ganas, albóndiga. Fuerza, croquetas, coraje. Siempre comía. No era por ansiedad ni por menosprecio a su persona; simplemente, le gustaba comer. Se zampaba todo lo que podía, a ser posible todo natural. Comía sin piedad, sentado o tumbado. Cuando algún incauto le llamaba gordo, lo devoraba. Entonces era cuando no podia ir al lavabao, la gente le sentaba mal. Obviamente, acabó en la carcel por hacer desaparecer a la gente. En la cárcel dejaron de llamarle gordo, tan solo era un número.

miércoles, noviembre 30, 2016

Al mediodía, alegría


Me iré a dormir,
en breve seré un robot,
amanecerá sin pasión,
olvidaré el día anterior,
y con un mecánico saludo,
actuaré según el ambiente sonriente

¡Siguiente!

Me iré a dormir,
en breve seré un cyborg,
calibraré mis actos,
haciendo un inventario
de buenas intenciones,
y abrazaré lo que surja

¡Siguiente!

Me iré a soñar,
en breve seré lo oportuno,
lo preciso y lo desfasado,
ordenaré los desordenes,
obedeceré a los infartos,
tendré derechos reales

¡Siguient!¡Siguiente!¡Siguiente!

Siempre, siempre, siempre, somos siempre, eternos en la repetición, obvios en la diferencia, pero siempre, siempre, siempre, siempre seremos igual.




martes, noviembre 29, 2016

De ratones y tal


Úrsula Pérez estaba cruzando un semáforo en verde cuando vio asomarse, sin detenerse, el violento morro de un coche bastante caro. Aminoró el paso en vez de acelerarlo: el semáforo estaba en verde, tenía derecho a cruzar la calle cómo quisiese. El ostentoso coche frenó pero, pensando que Mariano aceleraría el paso, reanudó el movimiento. Ursula dio un paso pero volvió a detenerse. El caro coche hizo el ademán de avanzar, pero frenó en seco.

"Arghhh", gritó Pérez "¿Acaso no ves que está en verde?", apuntilló. Del coche salió la cabeza de un típico rico, rebosante de arrogancia y suficencia. "¿Y qué?¡Soy rico!", respondió el conductor del lujoso vehículo. "Pues eso no es así: está en verde y yo tengo prioridad", dijo Úrsula. "¡Soy rico! Puedo atropellarle si quiero. Tengo el derecho" vociferó el conductor. "¡Venga ya! ¿Desde cuando?", preguntó Pérez. "¿Se acuerda usted de la votación de la ley 42458/431541?, comentó el ricachón. "No", respondió Úrsula. "Exacto", dijo el conductor rico. Y pisó el acelerador.

lunes, noviembre 28, 2016

Francisca Marín Moya


"Éste debe ser el sitio", dijo Francisca al llegar al final de camino de arena y torcer el cuello a la izquierda. "Sí", dijo. Miró, por si acaso, pues la prudencia y la duda siempre habían estado en su alma, a la derecha del camino, y era exactamente igual que el sitio de la izquierda.

"Debe ser éste, seguro. Podría ser el de la derecha, es igual y está a la misma distancia. Pero tengo un presentimiento", dijo. Increíblemente, no podía moverse. Sus músculos estaban agarrotados y no obedecían a su voluntad. Estuvo luchando, forzándose a moverse a su destino, a su paraíso. Nada. No podía. Decidió dar media vuelta, irse por donde había venido, deshacer el camino recorrido hacinedo que sea otro nuevo camino, aunque ya conocido, y tampoco pudo, su cuerpo no obedecía.

Volvió a mirar a la derecha, el sitio era exactamente igual que el de la izqueirda, pero no era el que quería. Pero esta vez su cuerpo sí le obedeció y se dirigió hacia la derecha. "Éste debe ser el sitio", se dijo una vez más, aunque no era el que quería.

martes, noviembre 22, 2016

Bajo mínimos subjetivos


No entendía la mecánica, para nada. Pero era necesaria. No lograba comprender los procesos que hacían funcionar cualquier cacharro. Pero tenía el cargo de eminencia en la materia. ¿Por qué? Un día dijo : esto es así. Y, de esta manera, salvó a la humanidad. Un acto tan simple, pero peligroso, le elevó a la categoría de héroe. ¿Sabéis quienes son los auténticos héroes en este mundo? Porque yo no tengo ni puta idea.

lunes, noviembre 21, 2016

Calentando motores IV


La furia, funesta compañera,
reposa maldita en cada
exhalación y pausa.

El ruido, compañero ajeno,
rompe y resquebraja el
silencio, que es pena y
derrota.

Eterna insatisfacción,
chasquido de lengua ante
la misma situación;
suena a tristeza,
suena a esperanza,
suena a cualquier despiste
anterior ya bailado.
El ruido, la furia,
el chasquido de lengua,
todos juntos en
un espacio pequeño
y reducido, agrietado
por la falta de anhelos
y la abundancia
de ausencias

jueves, noviembre 17, 2016

Cabeza de embudo


Yo diría que...(piensa bien lo que vas a decir)

Yo pienso que...(piensa bien lo que vas a decir)

Y dice:

No tengo nada que decir, mi mensaje es nada. El vehículo es usado, no es propio, son significados que otr@s han dado o se han inventado, y utilizo palabras que no son mías. Dicho esto, soy un ser gris y vacío. Efímero en lo envolvente, inexistente en la soledad. Tengo que decir algo, tengo que pensar bien lo que quiero decir, pero no sé qué decir. Mi magia no es mía, es para los demás. No por generoso sino por irresponsable.


¿Has acabado? (Sí)

¿Seguro? (No)




miércoles, noviembre 16, 2016

Nueva sociedad dinámica


Todo el mundo le apreciaba. Era una persona fantástica, de trato amable, afable sin pudor, bondadoso en el gesto. Sí, todo el mundo le apreciaba. Pero un día desapareció.

¿Dónde está?

¿Qué le ha pasado?

Pasaron unos días sin que nadie supiese nada. De la costumbre nace la indiferencia, y ya nadie recordaba quién era quién faltaba. Hasta que, al cabo de unos meses, volvió a aparecer. Y todos sonrieron. Y todos cantaron. Era una persona fantástica, de trato amable, bondadoso en el gesto, afable si pudor. Sí. La euforia duró lo que tardó en aparecer la rutina. Aunque todo el mundo le apreciaba.




jueves, noviembre 03, 2016

La limpieza sutil


Una de esas promesas que uno se hace a si mísmo en la noche. Haré esto, haré aquello. Lo tengo que hacer. Sí. Propósitos esperanzadores que se diluyen en el olvido pasados tres minutos. Entonces, al no funcionar, decidimos un nuevo objetivo, un nuevo deseo que es factible de cumplirse pero lo abandonamos por conformista. Pues la cuestión es no cumplir lo que nos proponemos. Es sencillo, es fácil. Es la única manera de sentirnos humanos. Los sueños cumplidos son realidades, los que no, quimeras podridas de buenas intenciones.


Mujer 3: Quiero dinero. Lo necesito. Lo deseo. Tiemblo, sufro, sudo por él.


Hombre 2: Quiero sexo. Lo necesito, no puedo resistir más.


¿Y la ausencia de querer algo? ¿Y la falta de aire por un deseo? Insatisfacción, ansiedad, mal humor.

Hombre 4: ¡Buenas noches!


Somos los ingredientes de una muerte llamada sociedad. Cada individualidad suma, suma, suma y suma hasta llegar a lo que dios quiere: la ignorancia de la tristeza. Hemos de ser futuro, dice dios. Buscad una razón de ser, dice dios. Sed. Abrazaos las entrañas, sed serios en apariencia y volátiles en el acto. Vivid y moriréis cómo yo quiero. Morid y vivid cómo yo ordene. Tan simple...Tan sencillo...Jejeje

lunes, octubre 10, 2016

Canaliza las opciones con un canelón


Los más importante en estos momentos es mantener la calma. No alterarnos y pensar con claridad. Precipitarse es errar, demorarse (no demasiado)lo más sensato. Bien. Pensemos. Analicemos todos los componentes, todos los actores que intervienen, evitemos los factores que nada tienen que ver...Muy bien. Pensemos. Ajá. Bien. Correcto. Estupendo.



¿QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE? (con acento)


Mitooooooosssssss
Leyendaaaaaaaaaaaaassss
Ha malgastado la luna toda su vida en nadar en tus sueños,
recompénsala soñando sin parar,
que de mitos y leyendas
llena está la realidad


jueves, octubre 06, 2016

Números + números= numerazos


¡No tiene ni puta gracia!

¡No tiene ni puta gracia! dijo mi madre mientras me paría. Al salir de su cálido vientre, le señalé y le dije: ¡Al menos no me he acostado con Aznar! Efectivamente, yo soy un hijo no reconocido de Aznar. Peor es mi primo Tobías, que es hijo no reconocido de Rajoy.

Mi infancia fue eso, una infancia más. Ni muy ruidosa ni muy tranquila. Un día, jugando en casa de mi primo Tobías, él estaba haciendo figuras con plastilina. Su cuarto estaba plagado de juguetes geniales pero nunca me dejaba jugar con ellos. Supongo que así de egoístas somos de pequeños. Le dije de compartir y de jugar juntos con la plastilina pero se negó rotunamente. Aburrido, metí las manos en los bolsillos y me encontré una moneda. Seguramente, sería el cambio de ir a comprar cualquier cosa a mis padres. Le dije que le daría la moneda si me daba la plastilina. El bueno de Tobías dudaba. Le dije que se podría comprar el doble de plastilina. O, si lo prefería dulces golosinas. Tobías aceptó.

Empecé a jugar con la masa de colores. ¡Qué figuras hice! Eran hermosas, llamativas y perfectas. De repente, Tobías me dijo que le devolviera la plastilina. Yo dudaba. Le respondí que se la devolvería si me daba la moneda y una de las figuras de superhéroes que tenía en su cuarto. Incomprensiblemnete, aceptó el cambio. Empezó a hacer figuras pero no le salían también como a mí y eso le frustró. Me pidió que le devolviese su muñeco de Capitán América y la moneda. Yo, a cambio, le dije que tal vez lo haría si me daba la plastilina, y dos figuras de superhéroes. Aceptó.

La cosa fue a más. Cada cambio era un nuevo intercambio en el que siempre salía ganando yo. Fijaros cómo fue la cosa que desde hace unos cuantos años el pobre Tobías tiene que madrugar cada día, ir a trabajar, y darme una parte de lo que gana, y madrugar, tener que ir a trabajar, dormir poco, y trabajar, darme una parte de su dinero...Justo como tú.

Seguro que pensarás: ¡No tiene ni puta gracia! .Pero eso ya lo dijo mi madre hace 36 años y ya estoy acostumbrado

martes, octubre 04, 2016

Se puede ser dos cosas a la vez


Arquitecta-¡Hoy estás muy guapo!

Biólogo-Ehh...¡Gracias!

Arquitecta-Realmente estás muy guapo

Biólogo-a, ya será menos

Arquitecta-En serio, estás muy sexy

Biólogo-Ahh...Oixx... Gracias, gracias

Arquitecta-Estás guapo de verdad. ¿ Te puedes arrancar la cabeza y sacarte los ojos de las cuencas?

Biólogo-Ahhh, comprendo. Por eso me decías que estaba guapo.

Arquitecta-No, hombre: una cosa no quita a la otra



lunes, octubre 03, 2016

Y ahora viene el invierno


El mosquito se despide como el verano en sus últimos días, recordándonos que es y que ha existido. Se va, pues, el pequeño insecto no sin antes dejarnos un recuerdo en forma de picada. Nos rascamos. Pica mucho. No podemos dormir. Adiós mosquito, adiós verano.O al revés

martes, septiembre 27, 2016

Avanti, martes


Walter Gonsalves siempre subía a pie por las anticuadas escaleras, pero ese día estaba cansado, tenía muhas ganas de llegar a casa (si es que hi ha cases d´algú) y cogió el ascensor. Al entrar picó al botón número cuatro, pues vivía en el sexto primera y se miró en el espejo del ascensor, cuya cualidad era ser vanidoso, y que sólo funciona cuando salimos al exterior, y se quedó unos segundos pensativo.

Entonces, una polilla de ésas que sienten una atracción descomunal hacia la luz artificial revoloteó a su alrededor. Su primer impulso, como el de casi todos, era hacer aspavientos con las manos para que la polilla no le tocase. Pero decidio ser valiente, tener temple y gallardia, y permaneció impasible a la aventura de la blanca polilla. Llegó a su destino, abrió para dejar pasar primero a la polilla pero ésta se posó en su cabeza, y con fuerza pero si hacerle daño, le agarró y se fue volando. Walter no se lo podía creer, aquello era misterioso pero alucinante.


Y la polilla, acarreando al bueno de Gonsalves, cogió cierta altura y sobrevoló la ciudad. WWalter veía desde las alturas lo caótica y hermosa que lucía la ciudad, las personas parecían diminutas y seguían un orden aleatorio, los sonidos de la ciudad parecían lejanos pero se dejaban oir. Walter sonreía, la polilla no. Le dejó caer.


Pálido se puso. Pensó en todo, pensó en nada. La inmortalidad, un ataque al corazón, una tragedia a la vista de todos, una milagro inesperado..Pensó en todo, pensó en nada. Quiso mirar cuan cerca estaba del suelo pero no se atrevía. Y, de repente, se detuvo en seco. Tal vez ya era alma, pensó. pero no, para nada. Una escarabajo pelotero llamado Miguel detuvo su fatídica trayectoría. Dobló en dos a Walter, lo juntó con su bola gigante de mierda, de barro y demás cosas y siguió su camino a casa, que era la inmensidad


lunes, septiembre 26, 2016

La audacia de la inocencia/arrogancia/psicomagia


En esa cafetera subterránea, que es mescolanza de olores y terribles vestimentas, ando yo sentado con ojeras, con cara de pocos amigos porque estoy demasiado lejos de mi cuerpo, quejándome de no saber el motivo de mi queja, cuando enfrente se sienta una anónima madre con su hija pequeña.

De edad indeterminada, con gafas de niña y look despreocupado, la pequeña me mira fijamente, como un taladro me clava su mirada. Sorprendido, aparto la vista en busca de cómplices del breve trayecto, pero todo el mundo está absorto en sus pensamientos. Vuelvo, sin saber el por qué, a mirar a la niña pequeña y ésta continua observándome.

¿Qué quiere?, pienso. ¿ Parará de mirarme?, digo mentalmente. Pero la niña no da su brazo a torcer, me contempla fijamente, es tozuda en su reto. Vuelvo a perder el duelo de miradas. Mis ojos se pierden, suspiran. Otra vez la mirada persistente de la niña.

¿Qué quiere? ¿Por qué me mira?

Esa maldita niña imperturbable, mocosa desconocida que desnuda mi alma sin complicación, que penetra en mi alma y la ningunea sin malicia.

¡Por favor! ¡Deja de mirarme!

Parece que mis gritos mentales han sido oídos por la inocencia de la niña pequeña, pues suavemente ha perdido el interés en mi persona y ha postrado sus pupilas en otra persona. Suspiro, aliviado y sosegado. Aunque al triste minuto echo de menos a mi repentina compañera de viaje, a esa mocosa insoportableque ha desnudado la honradez de mis miserias sin dolor.

Mírame, digo. Por favor, pienso.
Y me vuelve a mirar

¡Qué niña más pesada!

martes, septiembre 13, 2016

Come back today


Estoy libre de obligaciones, camino libremente por esa jungla de asfalto inverosímil y fascinante, rumbo a mi jaula de lamentos y de paz. Me pregunto por la luna, mucho tiempo ya sin observarla y admirar su gratitud.

La busco con la mirada pero, casualmente, en esta larga zona de la ciudad cuya fragancia es pis y mierda de perro, las copas de los árboles son altas y frondosas. Rebusco con mis pupilas y sólo alcanzo a ver retazos, entre las ramas y hojas, de la luna lunera. Llena no está, seguro. Mi cuerpo avanza obedeciendo a mis pequeños pies, la cabeza erguida continua a la caza de la luna lunática. Es la obsesión del instante, la pasión del momento. Las otras máquinas de hueso me esquivan, lo noto aunque no esté pendiente de ellos.
Pasa un largo rato, que son segundos dilatados, y no alcanzo a ver la plenitud de la luna. Sé que llena no está. Y cuando por fin acaba la hilera de árboles desubicados y creo que voy a tutear a la luminosa luna, un feo e impersonal edificio, alto como la arrogancia, me tapa completamente la visión. Sonrío.

Lo doy ya por perdido el asunto, no podrá ser. Pero justo al girar por la oscura calle que me lleva a mi destino habitual, veo a la luna lunera en pleno festival nocturno y me digo: “ Esto ya lo había visto”

miércoles, agosto 31, 2016

¿Ir o no ir?


Ey, tengo una cosa para tí. Creo que te puede gustar.

Un, dos, tres

Un quejido rítmico, trazos en tus pupilas de bailes inventados ( pausa), osadia aderezada con timidez...Tan fuerte cómo pueda, intentaré despistarles para que puedas escabullirte entre la luz del día y seas, son temor, la sonrisa de la noche. Sin coste alguno. Altruismo suave e imaginativo.


Un, dos, tres

¡Muchas gracias! Intento...Lo intento. De verdad. Pero si hubiese sido cinco minutos antes no hubiese dudado.


Tres, dos, uno

Bueno, pues no pasa nada. Siempre que mires al horizonte, que es tanto inicio como final del camino, allí estaremos. Yo y mis allegados. Mi pandilla y yo. Yo y mis egos. Siempre con una sonrisa de gato


Tres, dos, uno

¡Muchas gracias! Eres (sois) muy amables. Y eso es algo a tener en cuenta. Sacrificios, desventuras, anhelo. Yo te (os) bendigo. De verdad



martes, agosto 30, 2016

Claro, claro, claaaaro


La creatividad es esencial en todo porque cuando no lo es, se vuelve rutina. Rutinas Fernandez cada día se olvidaba algo en su minúsculo apartamento, dos habitaciones, sin luz solar, casi minimalista por lo escueto del espacio. Así, pues, cada día se dejaba algo en su hogar: el móvil barato, sus gafas, el dinero para poder pagar cualquier cosa incluso un saludo, a veces las llaves de su apartamento...

Un día, Rutinas Fernandez, harto de sus olvidos, decidió no slir de su casa pero, ah, se olvidó de que tenía que ir a trabajar y le despidieron. Cómo había una crisis inventada por los de arriba, sean quienes sean, no pudo encontrar un nuevo trabajo. Y sin trabajo, no tenia dinero para poder mantener su pequeño hogar y lo echaron de muy buenas maneras. Ahora vivía en la calle, seguía olvidándose las cosas pero la calle era inmensa, era una totalidad, siempre estaba en ella y, por tanto ya no podía olvidarse de sus cosas...

lunes, agosto 29, 2016

Añade sal


Y un silencio prolongado el espacio se confundo con el tiempo, las palabras se deslizan sin parar, pero no están ubicadas en la mente. Suenan, retruenan, quieren hacerse notar pero no se pueden atrapar. Deciden escribirlas en un papel, pero no tienen ningún bolígrafo. Prueban con la mente, telepáticamente. Las palabras siguen siendo pero no están. Es imposible comunicarse. Y se marchan cada uno por su lado.


El menosprecio de la locura


¿Qué es aquello que ocultan las normas? ¿ Qué es eso que pervierte la libertad y la disfraza en la decepción sonora?

Os lo diré cuando lo sepa. Seré cauto en el aviso y prudente en la mentira.


¿Y quién diablos eres tú?

Tu reflejo, la motivacion de un estómago vacío, el discurso incoherente de un beso. No lo sé

Yo tampoco



Lentos deseos de otra persona


El paso previo a la promesa de la eternidad, un recuerdo difuso que será sensación pero no hecho, la zancada previa al último impulso, el reconfortante temblor que habíamos olvidado pero que,de vez en cuando, está ahí...Momentos, memorias, mitos. Los sonidos cálidos que no son ecos sino temblores, la carrerilla que nos recuerda lo vivos que estamos...

miércoles, agosto 10, 2016

Dos invitaciones a eventos


Tenía hambre el vampiro. Ya no le hacía falta ni ocultarse en las dudas de la noche.Lucía palmito a la luz del sol, vestía adecuado para la época en la que estaba y procuraba no llamar mucho la atención. Tenía hambre peroe staba hastiado. Su excepcionalidad se hbía convertido en una vulgar rutina. Seducir, convencer, morder, dormir y poco más. Si llega a saber que la eternidad era tan aburrida se hubiera (o hubiese) convertido en hombre lobo. Por qué los hombres lobos no son eternos, no?

Frankenstein-Es durante nuestra vida, y siendo conscientes de que la estamos viviendo, de que formamos parte de ella, que somos perpetuos. Y siempre, en algún momento, nos sentiremos abrumadoramente desganados . Pues la existencia es incomprensible, seductora, vacía, ruidosa.No podemos hacer nada más que mirar al horizonte y tres o cuatro cosas más. Bueno, me voy a pilates. Ciao

martes, agosto 09, 2016

Coro interior en La menor, quina guasa


Titus Andronicus decía muchas tonterías. Era un torrente de palabras desbocadas, que no tenían objetivo implícito, un sin sentido de letras. Siempre sonoro, parlanchín pero noble, eterno en su escueto vocabulario. Un día, de sopetón,dejó de hablar. Pasaron unos días y sus compañeros, extrañados de no oir su palabrería occidental, le preguntaron por qué ya no hablaba más. Titus cogió papel y bolígrafo y escribió que le parecía que ya no hacía gracia. Entonces Responsable Rodríguez, un compañero de trabajo con pocos amigos y menos enemigos, le dijo que nunca habia hecho gracia y Titus Andronicus se empezó a descojonar de la risa.




lunes, agosto 08, 2016

Repelente de vecino


Los sueños se han roto, se han hecho añicos con el paso del tiempo. Son aire, espuma del mar, recuerdos de recuerdos que querían ser futuro. Nos queda tirar para adelante, ver si sucede algo excepcional que nos conmueva.

Pero siempre veo a los mismos borrachos, las mismas penas ajenas, las mismas calles, algún edificio nuevo que se vuelve cuotidiano al verlo por segunda vez.

Y si viajase a Marte, pasaría lo mismo.
Y si marchase a Burgos, todo sería lo mismo.

He pensado en hacerme youtuber y arrastrar con mi desidia la voluble voluntad de las personas inocentes y sin personalidad. Que todos sufran mi pena y se vean abocados al eterno suspiro.

Aunque luego, a veces, consigo algo que quiero y me olvido de todo. Soy una nueva persona. Sonrío. Y toda la tontería se va. Critico a los tristes, a los pesados, a gente como yo. ¡Hola señor Wilson!


miércoles, agosto 03, 2016

Todos somos contingentes II


La decepción de saber que uno es prescindible, que uno es un número que forma parte de un conjunto de números, de diferentes conjuntos, pero no deja de ser un número. Y somos prencindibles cuando dejamos de ser un número. En realidad, nunca dejamos de ser un número. Incluso muertos. Sumamos, restamos, formamos parte de la estadística de los números más grandes, que a su vez forman parte de una conjunto de números.

Paco, ¿ ya me estás montando el numerito?


martes, agosto 02, 2016

La chica de la amoto


Los rayos del sol tiñen, poco a poco, de rojo tu salada piel. Y ya está. He tenido un viaje a ninguna parte. Sé que estás tumbada, no sé si ausente, vestida con un sexy bikini, una sonrisa infinita. Pero yo no sé dónde estoy. Noto los mismos rayos de sol que lamen tu exquisito cuerpo, mi piel es salada como la tuya pero no sé si soy ausencia o plenitud. Por eso alargo mis dedos para acariciarte. Y a hacerlo...

...Aparezco en un Mcdonalds con aspecto de Mcdonalds. Orden. Rigor. Ayer era el día de comer comida basura, no hoy. ¿ Dónde estarás?

lunes, julio 25, 2016

Lo han entendido mal


Cegados de alcohol, los dos hombres, piel rojiza, balbucean y la lengua se les traba constantemente. Uno de ellos está sentado en un veterano taburete, oxidado en la parte de abajo, echa humo sin cesar causando que su ojos vidriosos se enrojezcan más y más. El otro está de pie en constante balanceo, farfullando opacas palabras. Un niño inocente, poco repelente, natural como un mar en calma, se les acerca y habla con ellos. Les pregunta cosas, ellos balbucean, no dicen nada en concreto y por eso el niño les pregunta más y más.

Cada vez se les entiende menos, pero ellos están convencidos de que tienen razón. Y, para celebrarlo, piden más acohol. Uno un chato de vino, el otro una cerveza. El niño es reclamado por la madre, se despide satisfecho por haber hablado con gente mayor y los borrachos sonríen y se despiden de él. Habrá que seguir bebiendo, piensan. Total, es lunes.



martes, julio 19, 2016

Las viejitas parecían eternas


Y las viejitas hablaban, hacían recuento de las personas que habían muerto ese día. "Ha muerto el marido de la Paquita" decía una. "Han muerto treinta y tres en un accidente de autobús", decía otra. "Pues en un país de esos lejanos han muerto cuarenta y seis por una bomba", afirmaba otra. Todo eran muertes, una carrera mortífera de cuerpos desconocidos que afloraban en su conversación. "¡Cómo está el mundo!", decía una. "Desde luego", asentía otra viejita. "Me voy a casa a hacerle la cena a mi marido", se despedía otra del grupo funesto. Las viejitas parecían eternas; siempre había muertos de los que hablar.





lunes, julio 18, 2016

Poemilla LXII


Desnudo en la noche,
amanece poco a poco,
toco mi cuerpo sin ropa,
intentando ser consciente
de todas las rugosidades
de mi mortecina piel
Si afuera estalla,
aullaría como un lobo,
pero permanezco en silencio,
tocando mi blanca piel,
intentando ser consciente
de lo pequeño que soy
en la inmensidad del olvido
Amanece poco a poco,
y soy yo el que acontece,
amanece, sí,
y empiezo a tener frío


miércoles, julio 06, 2016

¿En qué pensarán los desconocidos?


Malhumorado, cuerdo y bastante triste. Cada paso es furia contra el suelo. Camina decepcionado, no sabe a qué sabe el sol, piensa que es una excusa más. Otra más.


Enfadado por un adiós. Siempre con el corazón roto, el alma quebrada por una no bonita historia. Está enojado porque sin amor no es nada. Y nunca ha tenido amor.


Y continúan con sus cavilaciones los dos personajes, con sus mundos interiores llenos de verdades y de mentiras, de omisiones y de alegorías. De palabras malsonantes, improperios espirituales, enfados a flor de piel. Tan metidos están en sus pensamientos que va y se chocan el uno con el otro. Es un golpe fuerte y seco. Se miran. Los ojos de los están dos inyectados en sangre. Hay tensión. Unos segundos eternos que desatan una disculpa por parte de ambos.


Y cada uno sigue su respectivo camino, como romper un poema en pequeños trocitos y tirarlos a un rio contaminado.


miércoles, junio 29, 2016

Quiero dormir, no fornicar


Josep Lluis no podía dormir. Padecía un insomnio galopante. Tanto que acudió a la ayuda de un médico experto en insomnio y tala de bonsáis. El doctor, cuyo nombre era Pascual, le saludó y le dijo que, antes de empezar, pusiese su pene debajo de una de las patas de la mesa ya que cojeaba y hacía que ésta se tambalease, lo cual resultaba muy molesto. Jose Lluis accedió cortésmente. Le explicó su problema y poco más, ya que la sesión acabó en un suspiró. Iba a marcharse pero el doctor le dijo que aguardase, que la mesa aún cojeaba y eso le sacaba de sus casillas al bueno del doctor. Así, Josep Lluis estuvo oyendo todos los problemas que tenía la gente que no podía dormir.

Al acabar la última visita, se levantó y abrazó al doctor.Le dijo que lo admiraba. Nadie le decía nada bonito, todo eran quejas y más quejas. El doctor se encogió de hombros y le dijo que la mesa volvía a cojear.

Fin

martes, junio 28, 2016

Religión+poder= dinero


Una mesa normal. Una silla normal. Otro silla igual de normal. Paredes de color blanco y una de cristal encierran la siguiente escena: murmullos privados, idas y venidas de un camarero desapasionado, una silla normal que cruje por el movimiento nerviosa de la persona que está sentada en ella...Entra la luz del aterdecer por la cristalera, indicando que el día se va a acabar y que seguimos vivos un dia más. Los de siempre siguen robando como siempre, la ciudad a veces huele bien y otras mal. Pum.Pum.Pum. Un loco grita por Alá y mata a unos cuantas personas anónimas que están en el bar. Y luego se suicida. No será una tragedia, no será una desgraciada. Será una triste tristeza que unos cuantos desgraciados utilizarán para todo lo que no sea llorar de verdad.







lunes, junio 27, 2016

Vuelven a ganar los malos


Dice (y dice) que no se percata de lo que sucede a su alrededor hasta que ha sucedido. Vive ( y comenta) tanto el momento que no sabe si lo ha disfrutado o no.

Puede repetir errores.

Puede repetir errores.

En su totalidad, cada segundo es un acontecimiento. Dice muchas cosas, sueña aún más cosas pero no hace nada. Porque se pueden repetir errores (dice) y éstos son dañinos para el alma. Pero, claro, no quiere ser de piedra ni tampoco una simple máquina de huesos. Equivócate. En eso consiste la vida. Vaya chorrada. Lo decía por el amor. Claro, todos hippies. Mira, las cosas claras: estoy contando la historia de alguién inventado y ese alguién eres tú. Y estás estropeando esta historia críptica. Así que me enfado y no sigo



miércoles, junio 22, 2016

Vanitas vanitatis


Esa energía insólita,
nace de la falsa creencia
pero es necesaria para
comulgar con el horizonte.
Suave, poderoso, inconquistable.
Merecen las pautas otra necesidad,
otra ilusión que se vuelva
más y más poderosa.
Parar cuando haga falta,
animar cuando la luna
se mece entre las estrellas,
apretar los puños cuando
creemos en eso llamado alegría.
No quiero compartirla más,
la quiero toda para mí.
(Miento)
Esa energía transparente,
ese cambio que dignifica
mi anterior yo,
que es el mismo de ahora,
porque sigo siendo yo,
aunque parezca más alto
y tenga más barriga.
Abrazadme fuerte y explotaré.
Abrazadme con cuidado
porque os puedo devolver el gesto.
Y será maravilloso

lunes, junio 20, 2016

La magia se esfuma sin (y con) pasión


Intentos desesperados, lanzo hechizos objetivamente obsoletos. La magia ha desaparecido, diluida por un fantástico momento que no es. No me malinterpretes, no son hechizos dañinos ni quebrantadores de voluntades. Nada de eso. Ni yo lo sé (bueno, sí). Prentenden ser hermosos y bonitos, sin mala intención, rebosantes de plenitud. Tal vez no sea el momento. Puede que nunca lo sea. Asumo el pérfido destino. Aunque intento, a la deseperada, lanzar un último sortilegio: la magia siempre es inestable. Bueno, un penúltimo hechizo. Ya sabes. Si no creemos en la magia nos convertimos en el reflejo de lo que vemos en el espejo. Y eso, ah, es una pasión mal entendida.



Puede que venga de esto

martes, junio 14, 2016

Ha muerto spotify


Cuando mueren los anhelos y la magia se va apagando lentamente, recurren las quimeras al recuerdo de tu sexo
Cuando tienen hambre las quimeras y los recuerdos de tu sexo son imaginados, no hay magia que valga.
En un punto intermedio, entre la genialidad de una rosa utopía y el desastroso mordisco de una ausencia, deambulan los ocasos diarios que van a dar a la mar.
Por tanto, estoy sentado en la orilla del mar, mirando al horizonte y con una mueca perenne. Un repentino apetito asoma en mi cuerpo y me apetece comerme un frío helado. Por suerte, lo puedo hacer. Por tanto, lo hago.




lunes, junio 13, 2016

Ah, ese frescor en la cara de no cumplir un deber


Repeat.

Monstruosamente transparente.

Repeat.

Rep.Rep. Rep. Rep.

Un vivo destello en tu pupila derecha. Lo harás, dice. Lo haré.

Repeat.

Encuentra una cura a mi recién estrenada frivolidad, digo. Lo haré, dice ella

Repeat. Repeat.

¡Disculpen! ¿El carrer Doctor Trueta?







jueves, junio 09, 2016

Deja que el niño cante, Alfredo


Coches abandonados y oxidados decoran el fino paladar de la hipocresia propia. Ruina de mística, macetas medio rotas son cuidadas con mimo y con detalle. Les cantan suaves canciones,les tratan como si fuesen la reencarnación de antiguos dioses que se aburren. De ellas brotarán las essperanzas individuales e intransferibles de cada uno.

No las cuidan por belleza sino por egoísmo puro y duro. No por dar, sino por un vampirismo infantil que no corresponde con las arrugas del corazón. Y, claro, si lo demas no comparten pues yo no voy a ser menos. Puedo ser tonto una vez, no dos. Ésta no cuenta.

Orgullo y preposición


Personaje 1-Yo es que soy muy orgullosa

Personaje 2-Yo también




miércoles, junio 08, 2016

Te has olvidado de las apariencias


Cometida la última estupidez,
se agota el alboroto,
se perfilan las obligaciones
los días vuelven a ocurrir,
una vez cometida la última estupidez

Perciben tiernamente que todo vuelve a ser palpable. Y un poco pausible.
¡Hola! Ya estamos...
Ya estamos...

Recuerdo...Recuerdo que eran demasiados pasos. Sí. Uno: así. Dos: así. Tres: así. Hoy no hacía el dos. Mañana, el uno y el tres. Oops. Ya estamos...
¡Hola!

Seria tan bonito
algo tan infinito
que algo conciso
los alarmaria

Perdona. Perdonad. Que no se malinterprete a la mente, prestamista arisca de altos valores y pocos pudores. Siempre calculando regular regular. Oscilando sin negar ni confirmar.

Cometida la última estupidez,
se agota el alboroto,
se perfilan las obligaciones
los días vuelven a ocurrir,
una vez cometida la última estupidez


martes, junio 07, 2016

All humans


Me da la impresión de que no todo fue exactamente cómo dices. Para empezar, hace años que no llueve y tú has comentado que estaba lloviendo. También que había muchísima gente cuando soy el único superviviente de la expedición que queda con vida en este condenado planeta. Es más, desde que llegamos no hemos podido salir del módulo de supervivencia por una avería divina. Por tanto, no mientas. Dí la verdad. Nadie te va a reprochar nada. ¡Ajá! ¡Lo sabía! ¿Acaso pensabas que me chupo el dedo? Te perdono porque estoy solo...Si te soy sincero, echo de menos cualquier sonrisa. Aquí únicamente puedo sonreir yo. Imagina... En fin, ¿quién hace la cena?

lunes, junio 06, 2016

Repetición anual


Y me sucede, ay, cada año. Anocheciendo, en la total oscuridad, amaneciendo...Mis pupilas dilatadas por las diosas se encuentran con tus pupilas dilatas por los dioses, caen en la repeticióm a cada instante. Intento controlar a mis pupilas pero no lo consigo. Oteo a los maestros que comunican con las vibraciones, observo al resto de condenados, observo a mis amigos, mis párpados se cierran...Y al levantarlos, topo otra vez con tu mirada. No sé por qué. Y luego, la mente sigue a mis pupilas dilatadas por las diosas. Poco a poco, todo mi cuerpo se suma a la búsqueda de tu mirada. El único que resiste es mi corazon de hojalata. Pero entonces sonríes, perdiendo yo la noción del instante y sumergiéndome en la valentía de los sueños. Y me sucede, ay, cada año. Por suerte queda una brevedad para el siguiente.


jueves, mayo 26, 2016

Libertad sin presupuestos


¿ De verdad serás capaz de ser antorcha y guiar a todas esas pupilas ajenas hacia la bondad de una muerte violenta? Cierto es que apenas es visible el afilado precipicio y, también, que no está muy lejos pero ¿ merece la pena derrocar tanta vida por un capricho tan nimio e infantil? Ojo, eres libre de hacer y deshacer, de susurrar y de gritar. Pero, a pesar de todas las opciones, no acabo de entender tu riguroso gesto. Tú haz, eres libre. Pero no tiene puto sentido.



miércoles, mayo 25, 2016

Honolulu del Duero


Allá donde van los ricos, las figuras mediáticas sin talento, empresarios de quita y pon. Honolulu del Duero hace posible lo imposible. También imposibe lo posible. Honolulu del Duero es un sitio de posibles. Posiblemente, el mejor lugar de vacaciones para estar con la familia. Y también con prostitut@s. Hay ocho campos de golfs pero se nos ha acabado el hielo. Haz tus deseos realidad y ven a disfrutar con nosotros a Honolulu del Duero. No confundir on Honolulu del Ebro, eso es otra historia.


Y si hace su reserva antes de ayer, le regalamos una metrallet y un trozo de queso del bueno. Palabra de honolulu.

martes, mayo 24, 2016

Espíritu emprendedor


-La echaron del trabajo porque siempre que quería ponerse seria se le escapaba una risa contagiosa. Al otro le echaron porque era muy estúpido y bastante vago. A la otra porque era una racista sin gracia. En resumen, era un empresa en la que nadie trabajaba porque a todos echaban. Y lo curioso es que daba beneficios.

-¿Y quién era el dueñ@?

-Dios



p.d.: estoy vago

lunes, mayo 23, 2016

Res com una totxana


Farà patxoca que sigui un tanoca el que dibuixi la boca de qualsevol déu del barri de Nou barris. Audi Norris condueix un ford per Lloret de Mar en busca d´una trucada perduda. Ben lluny, Ben Stiller


miércoles, mayo 11, 2016

Ya


Borroso es el presente. Intencionalmente, el ahora es confuso y difuminado como cuando la vista se acotumbra a la oscuridad de una habitación ajena. Está aquí (está). Es. Sin sustancias ni olvidos, simplemente es. Y no lo entiendo porque es inestable e ilegible. Y vivimos en él y estamos en él pero no lo acabo de comprender del todo. Y como es tan confuso y borroso no pienso obedecer a nadie que no sea dios. O mi madre. O mi jefa. O la policia. O cualquier desconocido.



martes, mayo 10, 2016

Basura no compartida


Hijo de puta, háblame. ¿ Por qué no me habla? Dime algo cabrón. Hola. Hooooooooolaaaaaaa. Háblame, hijo de puta. Quiero acción, quiero movimiento. ¿ Todo bien? Claro. Jaja. Perraco. Di algo. ¡ Venga! Hola. Hooooola. Ja.ja



El otro, estatua estática de carne y hueso con el pelo mal distribuido. Vuelven a sonar los tambores. Movimiento II.



Hijo de puta, háblame. Muy bien. ¡ Hasta mañana !




jueves, abril 28, 2016

Vinagrismo, Ontario


Delicadas caricias al aire, con su exquisita mano dibuja figuras cuotidianas en el vacío, y seguro que todas serán bellas. Está estirada en un sofá de color rojo carmesí abarrotado de cojines rojos, con un tono mas ténue. Viste una fina túnica semi transparente. Estira la mano para alcanzar el vaso ancho de cristal. Tiene un poco de sed y quiere saciarla con un ruidoso sorbo de veneno. Bebe un fino trago y a los poco segundos muere súbitamente. El vaso ancho se quiebra al tocar el suelo y el brazo que dibujaba figuras yace inerte sobresaliendo del sofá carmesí.


De repente, aparecen sus padres llorando y gimiendo de la triste pena. El padre viste una túnica exactamente igual que la de su hija. La madre viste un chaqué amarronado. Son medianante viejos, no del todo, y van cogidos de la mano. El padre solloza, la madre le consuela abrazándolo con firmeza.

y yo caminaba caminando,
contando nubes y vergüenzas,
clima coartado y calibrado
para delinquir

y con los pies en marcha,
el cuerpo obedece y el alma
ni se inmunta porque está
a rabiar de lejos,
esperándonos en el
no muy lejano hogar

y caminando y mirando,
un cuerpo inerte yace sentado
apoyado en un puerta sin personalidad,
abandonado para ser olvidado

y me conmuevo y me remuevo,
mi enfado es gris,
pero mi alma no está muy lejos
y hoy no es el día de ayudar





miércoles, abril 27, 2016

Motivaciones fuera


Carnicero-Siempre que puedo hacer algo de lo que soy capaz, lo hago

Psicóloga-Muérete



martes, abril 26, 2016

El sindicalista de plata


Era una tarde soleada de mayo, apareció como un amigo, como si fuese una amigo de toda la vida. Hablamos, me invitó a café aguado y charlamos de verdades. Realmente lo que decía era verdadero. Nos estafaban, nos robaban, se reían de nuestras grises caras, nos volvían a robar...Nuestro trabajo era como un hogar disfuncional. El sindicalista de plata era sincero y real.

A medida que hablábamos, íbamos perfilando nuestra lucha. Todo se reducía a eso: o luchábamos o siempre seríamos números dentro de números. Y esa idea fue creciendo en nuestro interior. Era ahora o nunca. Un día nos miramos mútuamente y asentimos con la cabeza: se iban a enterar. Emprendimos la carrera con un grito de pasión y dolor, se habían acabado los abusos y los disgustos. Pero a mitad del camino me percaté que el sindicalista de plata no estaba corriendo a mi lado. Eché la vista atrás y le vi hablando con otra persona para que se alifiase ra del sindicato. me olvidé de todo y acabé estanpándome contra una mesa de madera.

Ahora estoy de baja, cobrando una mierda y pensando que nadie tiene razón.


lunes, abril 25, 2016

El pasado no siempre es bueno


El viejo rey se lamentaba de su absurda edad. Echaba de menos su antigua gallardía y su demoledora valentía. Tanto añoraba su arrogancia que le propuso al añoso mago del bosque de bronce un pacto: si conseguía con su grotesca magia el anhelo del rey, éste le recompensaría cediendole la mano de una de sus cuatro hijas.

El añoso mago no tardó en dar con el milagroso hechizo. Despertó al rey a media noche para darle la buena noticia y éste sonrió. Hazlo. Ya.- dijo el rey. El añoso mago lanzó el hechizo mientras sonreía. Una especie de nubea blanca envolvió al viejo rey hasta no ser visible y éste apareció rejuvenecido. Fue corriendo a ver su reflejo en el agua de la pileta y soltó un ténue gemido. Había rejuvenecido. Saltaba y brincaba de alegría y el añoso mago sonreía y se frotaba las manos. El joven rey daba saltos de alegría, bailaba sin ritmo . Un guardia que estaba patrullando se les acercó por el aboroto formado ...



Final 1


...y el joven rey se abalanzó para abrazarlo. Tan y tan contento estaba que no se acordó que su apariencia física no era la misma y el guardia, vigil y siempre atento, sacó su fina espada y se la clavó a ese extraño desconocido que les estaba asaltando. El añoso mago gritó porque si el rey no tendría su recompensa y murió apuñalado por la espalda por otro guardia que había sido atraído por semejante jaleo.



Final 2


...y el joven rey se abalanzó para abrazarlo. El guardia se fijo que vestía la corona real y que lucía el anillo de los siete dragones. El joven rey cogio la espada del guardia y la iba zarandeando al aire, alegre y vivaracho. En estas que hizo un giro brusco y fue direto al añoso mago para abrazarlo pero, a medio camino, lanzó una estocada e hirió mortalmente al mago del bosque de bronce. El joven rey hizo una mueca de satisfacción y dijo: Es hora de conquistar el reino salvaje de metal.






Productos de limpieza S.A.


Decía el barrendero que él dictaba su propio camino. Decía el publicista que él dictaba su propipio camino. Decía la dependienta que ella dictaba su propio camino. ¡Benditos caminos! ¡Todos llevaban al mismo lugar! Nos guste o no, somos camino y caminantes. Y contingentes. Hay espacio de sobra en este camino que es la vida. Los primeros serán los primeros y se aferrarán a eso. Los últimos intentarán ser los primeros. A no ser que hagan trampas.


domingo, abril 24, 2016

Vamos cerrando el domingo, no?


Cansinos verborreicos cuyas palabras son vacía e inútiles. Estúpidas palabras que son el resultado de un discurso demencial y lleno de inútil arrogancia. Incluso las mias, las palabras que digo, son siempre obsoletas y carentes de emoción. Comunicación fática, aventuras bíblicas, pasión por el orden ajeno y la obligación intimidatoria de la realidad sonora.


Prometo combatir

Prometo no ser un no-no-no-no constante


Estúpidos discursos que no dicen nada nuevo. Yo lo sé. La derrota es colectiva y también individual. Según lo que convenga.Trece estacas de madera que no pintan nada en el presumido presente. Vivo en los objetos, dice la exclamación.


Prometo combatir

Prometo algo más










martes, abril 12, 2016

La carga


Venía con tanta dulzura y bondad que se olvidó de las formalidades ¡Menuda una lío! ¡Así no se hacen las cosas!


Veneno, horrendo veneno edulcorado con suaves cortesias. Goteo, Goteo incesante pero, lamentablEmente, no alarmante.


Venía para sus cosas y se marchó con otras cosas


La carga. El equipaje sobrante que nos acompañana cuando le apetece y se esfuma cuando no miramos. La carga. Se puede comprar por Amazon. Me esperaré al Black Friday y seré un zombie de tercera categoría. Babearé y me quejaré de nada en concreto. pero me saldrá más barato.


Venía con tanta dulzura y bondad que al inal le dí la contraseña del wi-fi de mi vecino.





lunes, abril 11, 2016

Cada vez hay más tontos (y no es un estudio científico)


No paramos de cambiar, de mutar de aspecto físico. No somos conscientes porque nunca hemos visto cómo somos realmente físicamente. Hemos de guiarnos por el reflejo de un mentioroso espejo, por antiguas fotografías. Cambiamos con el paso de los aos y nos somos conscientes. No sabemos si existimos, si somos reales. ¿Soy yo quién hace esto o aquello? ¿Soy yo el que piensa eso o lo otro? Y así pasan y pasan los años y no nos percatamos de nuestra existencia. Solo cuando hacemos el mal sabemos que hemos sido nosotros. Es cuando tomamos conciencia de nuestro ser. Los actos benévolos son superfluos. Los actos malignos son los que nos permiten saber de nuestra existencia.

Por eso pido a los señores y señoras del jurado que tengan en cuenta que mi cliente, mi amigo, no mató a toda esa gente, a toda esa nación por fama o riqueza, lo hizo porque solamentequería saber quién era. Puede parecer un acto egoísta pero nada más lejos de la realidad. Es un acto de valentía el reconocerse y quererse. Quiéranse, por favor. No hay nada de malo en eso. Solamente queriéndose podrán amar al prójimo.


martes, marzo 22, 2016

Vocación: la luna


Echo la vista atrás
y me veo a mí mismo
echando la vista atrás.
Mis espejos del alma miran
a la esperanza y me veo a
mí mismo mirando a la
esperanza.
Suelto un breve suspiro
y miro hacia el cielo
Un pájaro indeterminado
suelta una putrefacta deposición
y me impacta en mis
ojos azules.
Y lo primero que pienso es
en la suerte que he tenido
que nadie lo haya visto




lunes, marzo 21, 2016

Garrepes y voyeurs, donde caben dos caben tres


Sentado en una mesa de un restaurante de tres al cuarto, en mi soledad sonora y comiendo yo solo, observo a mi alrededor cual depredador contempla a su despistada presa en la oscuridad. Al instante, veo a un hombre solitario Se sienta en la mesa y pide al camarero una copa de vino. Le vigilo con disimulo, mis gestos fluyen como el agua. Cero tensión. Normalidad. Disfruto. Pobre hombre, está solo. No tiene a nadie. Y bebe alcohol en soledad. No mira el móvil para nada. Pobrecito. ¡ Qué triste es cenar solo en un restaurante!. Pasan unos minutos y de repente aparece una mujer. Mueve la cabeza como una cacatúa con gracia para buscar a alguien y ese alguien resuta ser el hombre que estaba solo. Se levanta y sonríe. Se dan dos besos y se sientan a la vez cogidos de la mano. ¡Qué envidia! ¡Qué envida más bestial tengo!. Se suponía que tenía que estar solo y yo tenía que inventarme su vida. ¡Qué rabia! ¡La envidia que me da porque les harán un descuento por pareja!