martes, marzo 21, 2017

Rorschach a la primera


Oculta, entre verdades, olvidos pasajeros.
Ruinas acomodadas, rutas alternativas,
decorados vividos de una perspetiva
desdibujada por la rabia
de una simple inocencia.
Insuflan de vacío al vacio
las frágiles gestas de
unas pupilas desgastadas,
tiemblan las oportunidades
repetitivas ante el ocaso
de una insípida incertidumbre.
Pues es finalidad cada rayo del sol,
cada saludo omitido,
ya que horribles son las pautas,
ya que horripilantes son los deseos.
Siempre hay dualidad en el misterio,
unas veces incierto,
otras veces completo,
porque la obligación es orden
del que sospecha de sí mísmo




lunes, marzo 20, 2017

Le monday four


Parásito Williams divagaba por la vida como una sombra sin refugio, como una hoja caída de un árbol que no se movía por el viento. Transitaba por los días sin afecto, aunque tenía claro cual era su papel. Formaba parte de un todo, y no le importaba ser apodado como parásito. Así era él, así era su rol.

¡Un momento! ¿Es el mismo Williams que colonizó Marte?

El mismo


¡Es el mismo Williams que descubrió una cura para las enfermedades terminales?

Efectivamente


¿Y el que consiguió poner fin a la cuarta guerra mundial?

El mismo


Entonces, ¿ porqué le llamas parásito? ¡Si era un crack!

Cierto, era un crack, pero no dejaba de ser un parásito. Le llamo así porque lo era. Fin de la cita

martes, marzo 14, 2017

Cançó punk en Do menor


Allà vénen els feixistes,
són els amos de la pista
I també els comunistes,
aquests són uns artistes.

Allà vénen els liberals,
gent de centre, en general,
I també el anarquistes,
amb idees de ministres

Odieu en general,
als joves i als grans
Odieu sense fer mal,
una bomba farà ¡bang!

Allà vénen els d´esquerra,
vestits com per fer la guerra
I també els ecologistes,,
amb petons gens egoistes


Allà vénen els intelectuals,
saludant com gent normal
També vénen els idiotes,
com els primers pèro amb singlot

Odieu en general,
als joves i als grans
Odieu sense fer mal,
una bomba farà ¡bang!






viernes, marzo 10, 2017

Legados y algarabías


El legado de Michael Edwards consistió en unos retazos de melancolía. Su desempeño en esta vida había sido un anonimato formal respecto a la sociedad, pero en lo que concernía a sus amistades, había sido tótem y luz. Esos retazos, cada uno de sus amigos lo había asimilado a su manera, aunque siempre, en algún momento inconcreto, brotaba alguna lágrima por la nostalgía. El recordar la ausencia de un amigo hace que el presente esté como difuminado.

La casualidad, hermana de lo absurdo, hizo que dos amigos de Michael, recordando viejos tiempos, juntaran dos de esos retazos de melancolia. Se quedaron sorprendidos: ¡encajaban!. Por mera curiosidad, o incredulidad, se pusieron en contacto con un par de amigos del bueno de Edwards, y resultó que los nuevos retazos seguían encajando con los viejos. La maquinaria empezó, y el modu operandis era el mismo: ponerse en contacto con cualquiera que hubiera o hubiese conocido a Michael Edwards, recojer los retazos y juntarlos con los que ya tenía.

Hasta que un día ocurrió lo impensable: Michael Edwars había vuelto a la vida. La suma de recuerdos, de retazos, de esencias habían conseguido algo único, magnífico. Eufóricos, fueron todos a celebrar el milagro acontecido. Alcohol, drogas, música, risas, bromas, abrazos, efímeras reflexiones, bailes, más bailes. Una noche brutal. Pero cuando fueron a pagar la cuenta,se dieron cuenta de que alguno de la pandilla no había puesto su parte de dinero, y todos dijeron al unísono: ¡puto Michael Edwards!




martes, marzo 07, 2017

La obligación de un coro


Hoy celebro las minucias, las cosas sin importancia, las nimiedades que todos tenemos al alcance de las manos. Los suaves rayos del sol entran por la ventana, llenan de vida el desvencijado salón, impulsan a los nervios a sonreír desde la distancia.

Cómodo estoy en esta burbuja, aunque sea dura. Fuera lo es menos, de verdad. Pues no es comparable el mal aliento de desconocidos que las respuestas que uno se da a sí mísmo desde la lejanía.

Festejo las tonterías simples, pues por la noche lo haré con las complejas. Es un día soleado, siempre lo tendría que ser.

¡Hazlo!, me digo

¡Hazlo ya!, insisto.

Et voilà





lunes, marzo 06, 2017

Todos guapos, todos sexies


Me di cuenta de que estaba envejeciendo cuando mi reflejo en el espejo abandonó apresuradamente su función, se marchó sin saludar. Mi reflejo en el espejo me rechazó sin remordimientos, aunque también sin crueldad. Supongo que fue un acto natural. Yo creía que era yo mísmo, que poco había cambiado, pero me equivocaba. En esencia, mi reflejo era yo pero estaba cambiado. Más ojeras, menos pelo, más papada, aspectos físicos que poco me importaban, aunque a mi reflejo si le importaran.

Tal vez era el aura que desprendía, o la mirada desplazada, o lo absurdo de la monotonía: mi reflejo se había esfumado. Y cada día que me miraba al espejo,mi reflejo no aparecía. Yo ya no sabía cómo era yo, qué aspecto lucía. Y entonces pensé que en realidad nunca lo había sabido, nunca me habia visto a mi mismo con mis ropios ojos pues mi reflejo en el espejo era una imagen parecida pero distorsionada de mi ser.

Así que me saqué los ojos de las cuencas y enfoqué las pupilas hacia mi cara. Cielos, pensé, no estoy tan mal.






Estúpida política


Anciana 8-Como porque tengo que comer, si no, yo no comería

Anciana 3-¿Y de qué vivirías a tu edad?

Anciana 8-De que gane el PP



p.d.: PP, PSOE, cualquier partido político y blablabla