lunes, febrero 20, 2017

La mejor salud es el capitalismo


Siempre que compraba naranjas, éstas se transformaban en bananas cuando llegaba a casa. Siempre. Un día probó de comprar bananas, y éstas se convirtieron en pomelos. Hizo más pruebas. Cada tipo de fruta que compraba se transformaba en otra distinta al llegar a casa. Así que decidió no comprar más fruta, no toleraba los cambios y le ponían nervioso.

Un dia, al salir de casa, vio un tumulto de gente esperándole a la salida del portal de su casa. Eh tú, dijo uno, compra fruta ya. Eran agricultores, transportitas, vendedores, químicos...Eres un egoista, dijo otro, ¿ no ves que si no compras fruta nos vamos todos al garete? . Haré lo que pueda, dije yo. No te queremos a tí, dijo uno, queremos a tu dinero. Aunque no te la comas, prosiguió, compra fruta. Si no lo haces, volveremos y el tono será diferente.