viernes, marzo 30, 2007

I believe in a thing called...


Le daba vergüenza la irresponsabilidad de ocultar los tejemanejes de la oscura deidad llamada Windy.
Windy, el dios tapado de la mitología escandinava, se propuso ser la única deidad en todos los planos de realidad posible.
Sus acólitos, mezcla de berberechos platinos y mocos rojos, empezaron la ardua tarea cargándose a los cristianos.
Luego, a los musulmanes.
Prosiguieron con los budistas.
Y así con todas las religiones posibles y sectas que prometía estar algún día en primera división.
Cuando no quedó ninguna religión y ningún culto, Windy murió de viejo. El muy cenutrio no sabía que no era inmortal pues, en realidad, no era ningún dios.
Así, la humanidad no tuvo dios que les tocara los cojones (u ovarios) y emigraron en masa a Marte, la casa de todos.

4 comentarios:

Wasky dijo...

berbechos y mocos rojos...Ya no tengo tanta hambre....jajajajaj...
a comer y a dormir!!!!!!!!

ligia_ligeia dijo...

comorrr? claaaro q soy así, o no? aish... con tu pregunta estas insinuando q no soy peligrosa ni misteriosa? q no soy una femme fatale? ni lolaila ni folklorica?

vaya, q depre....

q paso ayer noche??? jurr! lo quiero saber!!

muaks
L.

PSD: el día 13 inauguro mi exposición de fotos, ya os enviaré un mail.

Saimon dijo...

Windy siempre vivirá en nuestras oraciones y en nuestros corazones.

Hereje! Blasfemo! Impío!

Que alguien me traiga un ganso que vamos a hacer vomi a la leña...

vomiton dijo...

tremens, dedicado el post de hoy (por lo de berberecho)

lieya, lo de siempre. Festa,festa!!

sai, yo solo respondo en la cancha y en el water!!XD