lunes, mayo 07, 2007

Trinidad


Adentrarse en lo desconosido, a veces, es positivo.
Estaba yo en la playa de la Barceloneta cuando un pulpo me dijo si quería bailar twist. Y puedo asegurar que es lo que hice. Pero lo que empezó como un twist acabó como una conga, y yo tocaba las maracas.

A esto que asomó Neptuno, que no es el rey de los Unos, me saludó y me preguntó si había visto a Nemo. Le dije que si el de Alan Moore o el de Píxar. Y él me dijo que ninguno de los dos.

Cabizbajo, giré la testa y apareció David Hasselhoff vendiendo tabaco rubio, pero solo le quedaba Winston.
Ya empiesa el verano

2 comentarios:

Ceda el Paso dijo...

Saluda a la Trini, que seguramente aún toma Trina.

Viva el ver-ano.

Andaira dijo...

Ai, ai, ai, ai
o canto do prigoneiro
Que com sua harmonia
Traz alegria
In South American Way!