jueves, abril 28, 2016

Vinagrismo, Ontario


Delicadas caricias al aire, con su exquisita mano dibuja figuras cuotidianas en el vacío, y seguro que todas serán bellas. Está estirada en un sofá de color rojo carmesí abarrotado de cojines rojos, con un tono mas ténue. Viste una fina túnica semi transparente. Estira la mano para alcanzar el vaso ancho de cristal. Tiene un poco de sed y quiere saciarla con un ruidoso sorbo de veneno. Bebe un fino trago y a los poco segundos muere súbitamente. El vaso ancho se quiebra al tocar el suelo y el brazo que dibujaba figuras yace inerte sobresaliendo del sofá carmesí.


De repente, aparecen sus padres llorando y gimiendo de la triste pena. El padre viste una túnica exactamente igual que la de su hija. La madre viste un chaqué amarronado. Son medianante viejos, no del todo, y van cogidos de la mano. El padre solloza, la madre le consuela abrazándolo con firmeza.

y yo caminaba caminando,
contando nubes y vergüenzas,
clima coartado y calibrado
para delinquir

y con los pies en marcha,
el cuerpo obedece y el alma
ni se inmunta porque está
a rabiar de lejos,
esperándonos en el
no muy lejano hogar

y caminando y mirando,
un cuerpo inerte yace sentado
apoyado en un puerta sin personalidad,
abandonado para ser olvidado

y me conmuevo y me remuevo,
mi enfado es gris,
pero mi alma no está muy lejos
y hoy no es el día de ayudar





miércoles, abril 27, 2016

Motivaciones fuera


Carnicero-Siempre que puedo hacer algo de lo que soy capaz, lo hago

Psicóloga-Muérete



martes, abril 26, 2016

El sindicalista de plata


Era una tarde soleada de mayo, apareció como un amigo, como si fuese una amigo de toda la vida. Hablamos, me invitó a café aguado y charlamos de verdades. Realmente lo que decía era verdadero. Nos estafaban, nos robaban, se reían de nuestras grises caras, nos volvían a robar...Nuestro trabajo era como un hogar disfuncional. El sindicalista de plata era sincero y real.

A medida que hablábamos, íbamos perfilando nuestra lucha. Todo se reducía a eso: o luchábamos o siempre seríamos números dentro de números. Y esa idea fue creciendo en nuestro interior. Era ahora o nunca. Un día nos miramos mútuamente y asentimos con la cabeza: se iban a enterar. Emprendimos la carrera con un grito de pasión y dolor, se habían acabado los abusos y los disgustos. Pero a mitad del camino me percaté que el sindicalista de plata no estaba corriendo a mi lado. Eché la vista atrás y le vi hablando con otra persona para que se alifiase ra del sindicato. me olvidé de todo y acabé estanpándome contra una mesa de madera.

Ahora estoy de baja, cobrando una mierda y pensando que nadie tiene razón.


lunes, abril 25, 2016

El pasado no siempre es bueno


El viejo rey se lamentaba de su absurda edad. Echaba de menos su antigua gallardía y su demoledora valentía. Tanto añoraba su arrogancia que le propuso al añoso mago del bosque de bronce un pacto: si conseguía con su grotesca magia el anhelo del rey, éste le recompensaría cediendole la mano de una de sus cuatro hijas.

El añoso mago no tardó en dar con el milagroso hechizo. Despertó al rey a media noche para darle la buena noticia y éste sonrió. Hazlo. Ya.- dijo el rey. El añoso mago lanzó el hechizo mientras sonreía. Una especie de nubea blanca envolvió al viejo rey hasta no ser visible y éste apareció rejuvenecido. Fue corriendo a ver su reflejo en el agua de la pileta y soltó un ténue gemido. Había rejuvenecido. Saltaba y brincaba de alegría y el añoso mago sonreía y se frotaba las manos. El joven rey daba saltos de alegría, bailaba sin ritmo . Un guardia que estaba patrullando se les acercó por el aboroto formado ...



Final 1


...y el joven rey se abalanzó para abrazarlo. Tan y tan contento estaba que no se acordó que su apariencia física no era la misma y el guardia, vigil y siempre atento, sacó su fina espada y se la clavó a ese extraño desconocido que les estaba asaltando. El añoso mago gritó porque si el rey no tendría su recompensa y murió apuñalado por la espalda por otro guardia que había sido atraído por semejante jaleo.



Final 2


...y el joven rey se abalanzó para abrazarlo. El guardia se fijo que vestía la corona real y que lucía el anillo de los siete dragones. El joven rey cogio la espada del guardia y la iba zarandeando al aire, alegre y vivaracho. En estas que hizo un giro brusco y fue direto al añoso mago para abrazarlo pero, a medio camino, lanzó una estocada e hirió mortalmente al mago del bosque de bronce. El joven rey hizo una mueca de satisfacción y dijo: Es hora de conquistar el reino salvaje de metal.






Productos de limpieza S.A.


Decía el barrendero que él dictaba su propio camino. Decía el publicista que él dictaba su propipio camino. Decía la dependienta que ella dictaba su propio camino. ¡Benditos caminos! ¡Todos llevaban al mismo lugar! Nos guste o no, somos camino y caminantes. Y contingentes. Hay espacio de sobra en este camino que es la vida. Los primeros serán los primeros y se aferrarán a eso. Los últimos intentarán ser los primeros. A no ser que hagan trampas.


domingo, abril 24, 2016

Vamos cerrando el domingo, no?


Cansinos verborreicos cuyas palabras son vacía e inútiles. Estúpidas palabras que son el resultado de un discurso demencial y lleno de inútil arrogancia. Incluso las mias, las palabras que digo, son siempre obsoletas y carentes de emoción. Comunicación fática, aventuras bíblicas, pasión por el orden ajeno y la obligación intimidatoria de la realidad sonora.


Prometo combatir

Prometo no ser un no-no-no-no constante


Estúpidos discursos que no dicen nada nuevo. Yo lo sé. La derrota es colectiva y también individual. Según lo que convenga.Trece estacas de madera que no pintan nada en el presumido presente. Vivo en los objetos, dice la exclamación.


Prometo combatir

Prometo algo más










martes, abril 12, 2016

La carga


Venía con tanta dulzura y bondad que se olvidó de las formalidades ¡Menuda una lío! ¡Así no se hacen las cosas!


Veneno, horrendo veneno edulcorado con suaves cortesias. Goteo, Goteo incesante pero, lamentablEmente, no alarmante.


Venía para sus cosas y se marchó con otras cosas


La carga. El equipaje sobrante que nos acompañana cuando le apetece y se esfuma cuando no miramos. La carga. Se puede comprar por Amazon. Me esperaré al Black Friday y seré un zombie de tercera categoría. Babearé y me quejaré de nada en concreto. pero me saldrá más barato.


Venía con tanta dulzura y bondad que al inal le dí la contraseña del wi-fi de mi vecino.





lunes, abril 11, 2016

Cada vez hay más tontos (y no es un estudio científico)


No paramos de cambiar, de mutar de aspecto físico. No somos conscientes porque nunca hemos visto cómo somos realmente físicamente. Hemos de guiarnos por el reflejo de un mentioroso espejo, por antiguas fotografías. Cambiamos con el paso de los aos y nos somos conscientes. No sabemos si existimos, si somos reales. ¿Soy yo quién hace esto o aquello? ¿Soy yo el que piensa eso o lo otro? Y así pasan y pasan los años y no nos percatamos de nuestra existencia. Solo cuando hacemos el mal sabemos que hemos sido nosotros. Es cuando tomamos conciencia de nuestro ser. Los actos benévolos son superfluos. Los actos malignos son los que nos permiten saber de nuestra existencia.

Por eso pido a los señores y señoras del jurado que tengan en cuenta que mi cliente, mi amigo, no mató a toda esa gente, a toda esa nación por fama o riqueza, lo hizo porque solamentequería saber quién era. Puede parecer un acto egoísta pero nada más lejos de la realidad. Es un acto de valentía el reconocerse y quererse. Quiéranse, por favor. No hay nada de malo en eso. Solamente queriéndose podrán amar al prójimo.